lunes, 8 de diciembre de 2008

LA MANADA (10)




Me abrió la puerta con una sonrisa maliciosa, una leve camiseta de tirantes acariciaba su piel y dejaba entrever unas curvas que el paso de los años habían ido pronunciando sin echar a perder la lozana firmeza de su juventud, sus labios eran dos perfectos corazones rojos que brillaban al reflejo de la luz del recibidor, y las interminables piernas nacían de unos estrechos shorts para acabar en lsus deliciosos pies de princesa, o al menos eso me parecían a mí.


Nos besamos igual que se besarían dos estrellas, fundiéndonos en una explosión de calor, nuestras lenguas se entrelazaban como bailarinas de capoeira y jugaban al escondite en los más recónditos rincones de nuestras bocas, sus manos empezaron a desabrochar los botones de mis vaqueros y las mías exploraban los vastos territorios de sus nalgas. Cogiéndome de la mano me llevó a su dormitorio, y lentamente fue quitándose los shorts mientras sus ojos me seguían de forma lasciva.


En ese momento abrió uno de los cajones de la cómoda, y sacó la pistola de su marido.



.- No te preocupes, está descargada, quiero que juguemos con ella.



Seguía sonriéndome, empezó a deslizar aquella Star reglamentaria por sus pechos como en un macabro rito que seguramente había practicado cientos de veces, un sensual movimiento de su lengua acariciaba su labio superior, era una constante invitación al juego, en tanto el pequeño cañón de acero recorría lentamente la distancia entre su ombligo y el monte de la Diosa del amor, adentrándose en su espeso bosque; Elvira gemía suavemente mientras sus ojos se cerraban abandonándose al frío placer. La observé unos minutos, durante los cuales me obsequió con una de las más tremendas escenas eróticas que cualquier hombre pudiera soñar. Cuando terminó me vendó los ojos con un pañuelo de seda negro, intenté protestar pero sus labios se encargaron de reprimir cualquier palabra que hubiera intentado expresar la más mínima objeción, y lo cierto es que cada vez estaba más excitado, me ató las manos a la cabecera de la cama con una cinta y follamos con la extraña sensación de estar a su merced, de no poder escapar a esa amazona que me montaba como quien monta a un potro salvaje. No recuerdo cuanto tiempo transcurrió, pero si que agotó todas mis fuerzas; de pronto se escuchó un golpe seco, y la detonación de un disparo que resonó en toda la habitación, la pistola había caído al suelo desde la cama y se había disparado, me solté como pude la cinta y el pañuelo, y la vi encima de la cama riéndose a carcajada limpia.



.- ¡Estaba cargada! Nos podíamos haber matado ¿te has vuelto loca?


.- Eres un mocoso, tienes tanto que aprender… lárgate a hacer los deberes del “cole”.



Aspirando suavemente el humo de un cigarrillo seguía riéndose como una niña traviesa mientras yo, asustado, salía corriendo del piso del coronel.


24 comentarios:

kiko dijo...

bueno bueno bueno¡¡¡¡
jajaja¡¡ q cara se le habrá quedao al pobre... ya me estoy imaginando la película.

Anónimo dijo...

Hoy eres malo en todas partes.

Tu historia muy buena. ¿Esto será importante o es un entremés picante?

Hoy me la imaginaba distinta, como si fuera otro personaje. La descripción física. Antes era una especie de Florinda Chico. Ahora ya me imagino a una chica joven, pero no puedo imaginármela de militara. No es culpa tuya, no es crítica. Es por poner mi imaginación por delante. De todos modos,quizá, como tú has conocido a alguien así te parecía injusto que el personaje que inspiró pareciera antiguo y le has cambiado. Me he repasado las entradas antiguas y, en realidad, no lo encuentro. Seguramente me lo invento todo.

Pero sólo porque me gusta mucho la historia. Y sí, es emocionante con el lío erótico, por supuesto. Sea importante o no lo sea. ¿Y no se está perdiendo unas cuantas chicas, mientras tanto? ¿Y no le vienen al pensamiento las diferencias -aunque sólo sea en el sexo, y seguro que no sólo- con Ruth?

Javier debe de pensar cosas acerca de todo, incluido eso. Y no nos enteramos.

Pero lo haces muy bien, Rojo.

Junio

CAPTAIN JACK ESPÁRRAGO dijo...

Sí Junio, es mi contribución al día de la Purísima.

Prometo confesarme.

Anónimo dijo...

Como te gusta hacerte el malo. :-)

Pero no. Que no.

Junio

CAPTAIN JACK ESPÁRRAGO dijo...

Soy muy malo Junio, más que un empresario que incumple la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

;)

Anónimo dijo...

Anda que no llevas un finde provocador!!!!!!

Primero al pobre obispo, luego el día de la Purísima y el relato propio de la sonrisa vertical. Habrá que mandárselo a Berlanga.

Mira que os pirran las mujeres fatales. Ésta mala de solemnidad. Vaya carrera de derecho que lleva Javi. Pero hay una cosa en la que tiene razón Junio. Desde que llego a Madrid ha dejado de pensar para pasar, sólo, a sentir, pero es un sentimiento triste. Disfrutará, pero en un tormento. Así no sé si terminará la carrera.

Me sigue gustando la historia.

Mercedes

CAPTAIN JACK ESPÁRRAGO dijo...

Mercedes, ya sé que no apruebas estas incursiones por los terrenos del pecado de la carne...

Pero como dijo Jesucristo " amaros los unos a los otros" y el que esté libre de pecado que lance la primera piedra.

;)

Sí, llevo un finde que pone de los nervios a Shasta ( por lo menos).

Anónimo dijo...

Yo, en materia literaria, si es bueno, lo apruebo casi todo.

Mercedes

rose dijo...

Buenooooooo.muy bueno,con fuerza,intenssso,si señor..pero tú como autor y yo como lectora mujer (de 36 años) sabemos que la muy....tuvo tiempo de cargar la pistola antes de tirarla al suelo...je,je.
Esto ye como la imagen del picahielos debajo de la cama de Sharon y Michael en el polvo final de Instinto Básico...todo un guiño.
Pero insisto: muy buena escena,y mejor redacción.
Nos leemos.
(marcho pa la cama...)

ale dijo...

Fantasia o realidad? Muchos hombres han pasado por manos de mujeres más expertas o mayores para perder su virginidad (no física).
Toda la historia a tenor de los años de la transición. Hoy ya no se encontraría Javi con un bosque espeso sino con un rapado brasileño, la cera hecha,o el láser, o vaya usted a saber qué.
Me temo que a Javi todavía le quedan muchos caminos por recorrer.

volare dijo...

Pobre Javi, no tiene ningún control sobre su vida. Todos disponen de él: su padres, su (ex)novia, el jefe, sus tías y ahora también la vecina calentona. Cuando quiera tomar las riendas, todos se lanzarán a por él como lobos. Pobrecillo, no le hagas sufrir mucho! ;)

rose dijo...

Gracias a ti por permitirme llegar a tu blog,disfruto un montón con tus post y tb con tus comentarios, y oye,¿tu no eras ateo?

(a ver rojo,masón..pirata..¿? ;)

p.s lo de D/dios no está demostrado...;))))

Robert dijo...

...bien, bien mi capitan, esto va viento en popa a toda vela,...ahora, una cosa,...debes estar orgulloso de los comentarios que te hace la gente, a mi, me parecen muy buenos, sobretodo los de Junio, si algun dia publicas el cuento, podrias añadir un annexo con los comentarios, quedaria bien...

p.s. et confesaré una cosa: ja estic tremolant pel cap de setmana, aquest any si que ens golejareu,...només demano una mica de pietat!!!!, sé que demanar això a un rojomason, es com demanar peres al om, però....si tens alguna connexió amb el Guardiola digue-li que no es passin, o.k?

CAPTAIN JACK ESPÁRRAGO dijo...

Robert...

Ja m´hen guardaré jo prou de dir-li res al Pep.

Peró no m´en refio ni mica del que dius, al final ens tocarà patir com sempre.

Anónimo dijo...

Pero Robert, si ya tenemos nuevo entrenador. esto ya está "chupao". Sólo falta echar al presidente y ya verán, ya. El Barça está en plena decadencia, sólo que aún no se han dado cuenta...

Mercedes

Robert dijo...

ay, Mercedes necesito a alguien como tu para subirme la moral (me refiero al furbo, claro) ojala tengas razón, pero me parece que este año nos espera otra manita,... gusto en saludarte M.

Robert dijo...

...capitan, no soy muy dado a opinar sobre escritos literarios creativos, solo quiero decirle que la Manada me gusta mucho pero...(hay un pero y allá va...)en mi opinión deberia cambiarse el título, imagínese el chiste facil, ordinario y de mal gusto que los críticos podrian hacerle solo añadiendo una patita a la letra del medio....
Viva Juan Marsé!!!!

Anónimo dijo...

Robert, el domingo empatamos ( ¡menudos ánimos llevamos!) y de ahí en adelante sólo ganar y ganar. Ten en cuenta que más bajo no podemos caer...creo

;)


Mercedes

Robert dijo...

...Mercedes, ojala!!!
si empatamos, no sé, por ejemplo me voy a Madrid andando (mejor en AVE) y dejo un ramo de flores donde tu me indiques...
...por lo menos en baloncesto parece que mejoramos, el otro dia contra estudiantes hubo ratos de buen juego,...de momento ya se han librado del pivot griego de nombre kilométrico,...y dicen que van a traer un ....holandés!!!, esperemos que no sea otro paquete!!!

pero que hacemos hablando del Real Madrid en una página de un culé...va de retro!!!!

Anónimo dijo...

No te preocupes del Culé. Así, el capi aprende cosas buenas. Le vendrá bien que últimamente está muy revoltoso.

La verdad es que es culé pero muy majo ( pero esto no se lo digas que luego se crece)

Mercedes

Bolzano dijo...

Coincido con los anteriores en que la escena está muy lograda.

No veas como las gasta la tipa. Yo me esperaba un juego con la pistolita de marras (que le vamos a hacer, pero no me quejo, sólo me la imaginaba).

PD: ¿Y los lobos? jajajajaja Esto si que es una mamada, ups, manada.

CAPTAIN JACK ESPÁRRAGO dijo...

Volverán Bolzano, volverán.

Los lobos siempre regresan a su territorio.

Melibea dijo...

Si es que las pistolas (todas ellas, jijiji) las carga el diablo...
Ainss si yo fuera Javi iría con cuidado no sea que lo de las cuerdas se vuelva adictivo y en vez de cabalgarle la señora, se encuentre en manos del coronel que seguro que será mucho menos lascivo y mucho más sádico.
Claro que, para gustos los colores.
Esta interesante la historia vecino.

Elizabetha dijo...

Como han dicho los demás, muy lograda la escena, aunque la chica podía haber compartido un poco más el juego antes de tomar las riendas, que al pobre sólo le ha dado tiempo a replicar y casi por su vida, jajaja

Intentaré plantar más tomates en el huerto para poder regalarte alguno.