martes, 10 de febrero de 2009

CORRESPONDENCIA.




Edgar Allan Poe murio pobre. Borracho y con ropa que no era suya apareció tirado en una calle de Baltimore el 5 de octubre de 1949. Esta es otra de las tragedias en la vida del maestro. A los tres años fue acogido por la familia Allan, unos ricos propietarios del sur, cuando murió la señora de la casa, verdadera madre de Edgar, John Allan no quiso saber nada del joven que solo quería ser poeta, y ya le dejo bien claro que de su herencia no vería ni un dólar. Poe pudo haber arreglado las cosas, pero el orgullo sudista heredado precisamente de su padrastro, se lo impidió. Para paliar las estrecheces económicas, a principios de los años treinta publicó un tratado de conquiliologia que había plagiado de un autor europeo; el escándalo fue mayúsculo, el crítico que se había atrevido a acusar de plagio al mismísimo Longfellow, ahora era atrapado "infraganti" cometiendo el mismo pecado que había denunciado.

¿Qué extraña atracción desprenden los exoesqueletos de los moluscos? ¿Quien, cuando en un paseo por la playa encuentra una concha, puede evitar recogerla, admirarla, oler el nácar, sobarla una y otra vez? ¿Quien puede asegurarnos que el secreto de la vida no se encuentra entre los pliegues de la concha de un molusco?

La bellísima obra del biólogo alemán Ernst Haeckel publicada en 1898, nos muestra más de mil grabados de la naturaleza, en sus grabados se recogen desde visiones al microscopio hasta flora, animales marinos, aves y murciélagos.

Si siguen este enlace podrán ver la totalidad de la obra.



http://caliban.mpiz-koeln.mpg.de/~stueber/haeckel/kunstformen/natur.html



Texto y fotografía remitida por Robert al mail del Capitán Espárrago.

4 comentarios:

ale dijo...

Muchas gracias!

CAPTAIN JACK ESPÁRRAGO dijo...

¿mande?

Mercedes dijo...

Hay que ver lo que aprende una en este blog.

kiko dijo...

Plataforma pro_robertblog... YA¡¡¡