lunes, 6 de julio de 2009

Cómo romper con tu novia en 64 sencillos pasos

Este es un pequeño texto que mandé a la Cadena Ser en un espacio semanal de Juanjo Millás, y parece que le gustó. He cambiado el final haciendo caso a la recomendación del maestro.


-----------------------------

Dejé a mi novia desandando el camino recorrido. Primero saqué algunos calzoncillos del cajón del armario y los llevé a casa de mi madre, unas semanas más tarde los trajes, y finalmente el cepillo de dientes.

Una tarde aparecí con un ramo de rosas blancas, y le pregunté:

-¿Quieres que lo dejemos y me vaya?

Me miró con un brillo especial en sus ojos y sonriendo contestó:

.-Creía que no me lo ibas a proponer nunca… claro que sí, tonto.

10 comentarios:

Robert dijo...

MOlt bo,... i amb un toc surrealista "a lo Millas",...

la granota dijo...

Genial! Tengo curiosidad por saber cómo era la versión original...

kiko dijo...

sería lo natural, terminar las cosas de la misma manera q empiezan, o al menos si no lo natural si lo más civilizado.

Y no vamos a conocer el final original??

CAPTAIN JACK ESPÁRRAGO dijo...

Chicos...

en los cinco minutos finales del enlace que he colgado en el blog tenéis la solución al enigma.

kiko dijo...

...pues no estaba tan mal el primer final...

ale dijo...

Me ha gustado, agradezco los consejos, ahora que estoy en eso, más o menos, vaya! Una suerte que lo hayan escogido. Hay futuro capitán!

Belén dijo...

Juas!!!!!!!!!!!

Yo le hubiera tirado las flores

jajajajajajaj

Besicos

Mercedes dijo...

Ya te dije por correo lo mucho que me gustó. Es muy original y muy divertido.

David Soler dijo...

jajaj.. pues me ha parecido buenísimo.. y a decir verdad no se pa' que me rio. Que triste reconocer que así son las cosas, no?. En estas cosas lo importante es estar bien, dejarse llevar y el día que todo se tuerce "a otra cosa mariposa". Yo no me agobiaría mucho.
Y tu final Cap surrealista pero genial!
Ah! ¿y esa remodelación del blog?

Bolzano dijo...

Llevas dos publicaciones cortas con una gran profundidad. Creo que este también es una buena síntesi. Las rosas blancas son toda una declaración de intenciones.