viernes, 12 de septiembre de 2008

EL CAMP DELS AUSENTS




Angelines como cada último viernes de mes acabó de limpiar la lápida del señor Carlos en el cementerio del noroeste, dos enormes jarrones flanqueaban la sepultura, cambió las secas margaritas por unas rosas blancas que acababa de comprar en la tienda de flores y tras santiguarse se alejó en dirección a la salida. Era una mujer creyente, de misa semanal y temerosa de Dios, por eso siempre tenía una oración para el señor “Carlus”, patriarca de la familia a la que servía. Carlos Montasell i Figueres, que fuera durante los años 30 presidente de la Asociación de Empresarios Textiles de la provincia, y concejal de hacienda del ayuntamiento de una pequeña ciudad industrial, resultó detenido durante los primeros días de la guerra civil, acusado de colaborar con los golpistas y salvajemente asesinado sin juicio previo por unos milicianos de la CNT en la carretera de Les Aigües. Una vez terminada la guerra civil las fuerzas vivas (nunca mejor dicho) de la ciudad le tributaron un caluroso homenaje póstumo, y mediante una colecta entre los empresarios de Barcelona, se costeó aquella preciosa sepultura en uno de los parajes más tranquilos del cementerio; su hija, la señorita Leonor, había dado instrucciones a Angelines para que una vez al mes limpiara y arreglara la tumba de su padre, labor que venía cumpliendo desde hacía más de cuarenta años.


Al finalizar la semana Angelines regresaba al pequeño pueblo que le vio nacer; igual que hacía todas los viernes cogía un autobús de La Hispano-Igualadina cerca de Sants, después de tres horas de viaje le dejaba al pie de carretera en un lugar indeterminado del Pla d´Urgell, tras lo cual caminaba otra media hora hasta llegar a su casa.

Angelines al llegar al “camp dels ausents”, una pequeña franja de tierra sin cultivar a un kilómetro de la entrada del pueblo, se detuvo y sacó el pequeño ramo de rosas rojas que llevaba en la bolsa, las depositó junto a una pequeña cruz de hierro al borde de la carretera y rezó un padrenuestro con lágrimas en los ojos. En un lugar indeterminado de esa franja de tierra se encontraba enterrado su padre, sacado una madrugada de la cama cuando ella tenía tan solo ocho años por un grupo de falangistas que habían llegado al pueblo desde Lleida la misma tarde de su muerte, reclamados por el nuevo alcalde para detener a los rojos que no habían huido tras la derrota. Junto a su padre Benavent Camarasa, alcalde socialista desde que ganó las elecciones municipales en el año 1931 hasta la entrada de las tropas nacionales, también fueron detenidos Isabel Doménech la maestra del colegio y otros tres campesinos afiliados al partido comunista; llevados de noche hasta ese lugar fueron obligados a cavar su propia fosa, fusilados y enterrados. Durante años nadie osaba acercarse al lugar, la vegetación fue cubriendo el terreno pero la memoria de los habitantes del pueblo dejó sin cultivar el “camp del ausents”.

Este año a Angelines le han dicho que un grupo de voluntarios pertenecientes a la asociación para la memoria histórica han solicitado permiso para buscar los cuerpos de su padre y de las otras cuatro personas enterradas. Está contenta, por fin podrá dar una sepultura cristiana a su padre, a quien la guerra y el odio de cierta gente se lo llevó una noche de enero del año 39 como al “senyor Carlus” unos años atrás, está feliz pese a la oposición de algunas personas del pueblo, entre ellas Carmelo Guitard hijo de quien fuera el alcalde que sucedió a su padre y el propio párroco que en el último sermón tildó a quienes querían remover la sangre de los muertos de hijos de Satanás, mirándola fijamente a los ojos.

6 comentarios:

Mercedes dijo...

Mañana te mando un cuento propio, que no es autobiográfico. Esto lo aclaro para la concurrencia.

Por cierto, ¿dónde está Robert? Le dejé un comentario en la foto de los chicos de la selección española de Baloncesto y no dice ni mu.

Rojín no te digo nada de esta historia por no pelearnos tan al inicio del curso escolar. ¿Ya has llevado a tu niña al cole?

CAPTAIN JACK SPARROW dijo...

Mujer...

¿como te vas a enfadar por un cuento que habla de amor, amistad, solidaridad, cariño, melancolía y recuerdos?

Leelo otra vez, a ver donde le ves la mala uva ( te admito solo la puya al cura, pero eso ya sabes que va en el precio).

Si, he llevado a mi niña al cole ¡POR FIN!

:)

No tengo la menor idea de donde está Robert... espero que esté bien.


Leeré ahora tu correo, si puedo, es mi primer día de cole y te puedes imaginar como voy.

Robert dijo...

... a las guenas tardes..pues eso, que de vuelta al tajo y poniendome al dia despues de un mes de asueto en el que, entre otras cosas me he “jartao” de ver baloncesto, (aun tiemblo recordando la final de los Juegos Olímpicos) películas y leer, tambien estuve un par de dias en el París de la Francia, todo en orden mi capitan!!! bañandome en una playa de Girona y contemplando la inmensidad del vacio en Tavertet....por cierto una de las preguntas sobre las que he reflexionado (no solo yo, de ello se han ocupado casi todos los periódicos) es: a quien pertenece el Tesoro de la Mercedes?....:) como pirata me gustaria conocer su opinión mi capitan...:).
El dia 11 de septiembre estuve tentado en escribir una oda a Pep Guardiola, pero debido al mal inicio de temporada y mi condición de madridista hubiera podido resultar sospechosa de ironia.....en Pep em cau molt bé, éssent d’on és, segur que és un bon home, però em fa por que no s’arribi a menjar els turrons....

El camp dels ausents m’ha agradat molt capità., el prenc com un homenatge als caiguts per la República i que encara hi ha gent que no vol que siguin enterrats de forma digna...

....malditas bicicletas.....

Robert dijo...

...por cierto capitan, no se si hoy has leido en htdxs un articulo de Cristina Losada sobre el viaje de Zapatero a Turquia,... es tan estúpido (el artículo) o solo me lo parece a mi ?...

CAPTAIN JACK SPARROW dijo...

Benvingut Robert...

( ya no recordaba que eras madridista)

No creas... Pep llegará a comerse los turrones y a beber el cava en junio, no lo dudes, nacer en Santpedor te imprime carácter ;)

Celebro que París siga en orden, a ver si me escapo un fin de semana de estos antes de que comience el frío.

¿De Cristina Losada? creo que te confundes, es de Don José, que es quien suele escribir las estupideces, los otros dos tienen un poco más de verguenza.


Salut camarada.

Anónimo dijo...

¡¡¡Hola, Robert!!!. Me alegro mucho de leerte por aquí. Voy a hacer una transaccional con vosotros dos: Guardiola debe comerse el turrón en el Barça. Hombre, Robert no des ideas que bastante mal ha empezado el Madrid (ya quisiera mi pobre Sporting). Guardiola tiene que continuar.

Capi, Capi, Robert vuelve a tener razón; el artículo es de Cristina Losada lo publica hoy LD y lo copia Pepe en heterodoxias. ¡Cómo se nota que estás lleno de trabajo!

Robert me acordé tanto de ti en la final de baloncesto…y en la semifinal. El último fue épico y el penúltimo para tener un infarto. ¡Qué buenos son!


besos

Mercedes