miércoles, 15 de octubre de 2008

CENSURA EN ESPAÑA.

Esta semana me desayuné con esta noticia en el periódico El País:

Las marquesinas y los autobuses Madrid, cuya publicidad gestiona la empresa PubliSistemas, no exhibirán los carteles de la película Diario de una ninfómana, del director Christian Molina. Tampoco incluirá sus anuncios ni hablará de ella la cadena Cope. Molina se ha quejado esta mañana, durante la presentación de este trabajo, de la "censura" sufrida por la cinta, protagonizada por Leonardo Sbaraglia y Belén Fabra y que se estrenará el próximo viernes. En el cartel, se muestra el vientre y los muslos de una chica en bragas de lencería negra, que en un gesto sensual se toca el pubis con una mano. La razón es que en la Cope la consideran de "dudosa legalidad" o "gratuitamente provocativa".


Uno se pregunta si es tolerable la censura en España en pleno siglo XXI, si realmente somos una sociedad moderna, europea y tolerante, o estamos tutelados por estamentos o grupos de presión como la Conferencia Episcopal, propietaria de la emisora COPE y sus políticos de cabecera, en especial la "liberal" presidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre.

¿Donde están aquellos manifestantes que no hace mucho recorrían las calles de Madrid, manifestándose contra la imposición por parte del gobierno del estado de la asignatura de educación para la ciudadanía en el plan de estudios, al grito de LIBERTAD LIBERTAD LIBERTAD?

¿ Por donde andan quienes se rasgaban las vestiduras cuando el alcalde de la capital se querelló por injurias contra el locutor estrella de la COPE, acusándole de censor y liberticida?

¡LIBERTAD SEÑORES, LIBERTAD!


Pero para todos.

14 comentarios:

Robert dijo...

...pues eso, aquí estan, rasgandose las vestiduras por una cosa asi,...de todas formas no veo al cartel muy diferente de ciertos anuncios de ropa interior y lenceria que hay por las ciudades, donde modelos en posiciones bien raras nos muestran sus slips, boxers, bragas o sujetadores casi como mama l@s trujo al mundo, haciendo gala, mas que de la ropa, de sus cuerpos danone....
...como podria llamarse el hecho de que se censure una cosa y no otra?, hipocresia, quizá...
...de todas formas el quid de cuestión es intentar dinamitar cualquier producción cinematográfica española que huela a rojerio, me temo....

kiko dijo...

yo, lo que sé, es que menuda promoción gratuita le está haciendo Albertito al film.

si no, q les pregunten a los del jueves, q las semanas posteriores al secuestro de la famosa portada, duplicaron las ventas de la revista.

David Soler dijo...

hostia! (perdón). Esto no hay quien lo entienda. ¿Este alcalde es el mismo que sale en la portada de Zero? ¿A ver si al final FGL tendrá razón y el tipo tiene algún problema mental?.
Igual kiko tiene razón y lo único que busca es promoción para la Olimpiada o....para tapar el agujero económico que dicen que tiene la capital.
En cualquier caso hay carteles mucho más explícitos que este y yo cuando paseo por BCN veo cosa bastante peores.

kiko dijo...

a lo mejor es q tiene cartelfobia, a juzgar por la prohibición de este y de los hombres-anuncio, q eran ya cosa pintoresca del centro de madrid...

lo mejor, es la excusa para prohibirlos; la dignidad de la persona q porta el anuncio.... será q es más digno pasar hambre???

CAPTAIN JACK SPARROW dijo...

Creo que es cosa de Doña Espe por lo que he leído.

ale dijo...

Se van a forrar. No hay mejor cosa que prohibir algo para que entren ganas de ir a verlo, comprarlo, etc? Ya me imagino las colas a las puertas del cine. Además no están las calles llenas de prostitutas, o los kioscos llenos de portadas más explícitas, o es que quizás temen que haya más accidentes de tráfico porque les presten más atención a las marquesinas o a los autobuses?
Puede que en Madrid estén a favor del burkini famoso... En fin, qué estarán tapando?

la granota dijo...

Ah, venga, no me digas que te sorprende. Esto es como todo y en todos lados... libertad para hacer todo lo que yo veo bien y punto.

CAPTAIN JACK SPARROW dijo...

No mujer, no me sorprende, pero me gusta darle ese tono ingenuo a mis comentarios.

;)

Es mostrar la desnudez del Rey, a quien la quiera ver.

kiko dijo...

pues si yo tb he visto q es cosa de ojijunta aguirre, pero me extraña q se ocupe de las marquesinas de la emt.... no se¡¡

rarro rarro rarro ¡¡¡

Mercedes dijo...

Menos mal que tenéis a una residente en Madrit que os aclara la situación:

1) Lo siento Rojín, ha sido Gallardón I, el progre.
2) Tiene razón Kilo la censura se ha dado en las marquesinas y mobiliario urbano de la capital.
3) Ha salido Cobo, el vicealcalde (y deshacedor de todos los desaguisados de su jefe y amo) a decirnos que no ha sido censura, no, que somos unos malpensados. Que el problema es que no habían puesto que la película era para mayores de 13 años.
4) Total que estoy de acuerdo con vosotros, le han hecho una publicidad con la que nunca contaron. No se puede ser más tonto. Por otro lado, la excusa de Cobo es como todas las suyas (Cobo se parece mucho en sus tontunas a Pepino, pero incluso con menos arte) una patochada. A los niños con no dejarles entrar al cine era suficiente y el anuncio no es peor que otros muchos. Como dice Robert, los anuncios de lencería por ahí se van. Y los niños de 13 años están curados de espanto por estas cosas.

Bueno, perlas, me voy otro ratito.

(Por cierto, si hubiera sido Espe, lo criticaría, igualmente)

volare dijo...

Yo creo que es polémica buscada, puro marketing. Es tan fácil como buscar un municipio conservador en el país en cuestión... Seguro que en breve oiremos noticias de otros países en los que se ha prohibido la cartelería, el trailer en la tv o en otras salas, o incluso la propia difusión del film en cines familiares. En Estados Unidos, si llega, se rasgarán las vestiduras, por ejemplo... ¿Recordáis el Código Da Vinci? Pues eso...

Robert dijo...

mercedes......en el lado oscuro se te hecha en falta...pero no les digas que te lo he dicho...porfa...que tengas un feliz fin de semana...extensiu a la resta de lectors del blog, digo que lo hago extensivo al resto de lectores del blog,..

Anónimo dijo...

La pornografía tiene su sitio en las naciones civilizadas. No me parece la marquesina del autobús el mejor sitio para poner a una tia haciendose una paja, de la misma forma que uno no se hace una paja en la cocina de su casa delante de sus padres a la hora de la comida. O a lo mejor sí, porque hay familias muy raras, aunque la mayoría de la gente conoce algo parecido al pudor.

Anónimo dijo...

Donde hay censura, una censura brutal, es en las universidades catalanas. Si eres de la ETA sí te dejan hablar y dar conferencias y te pagan la comida. En cambio, si sospechan que vas a remover el agua del estanque amarillo lo llevas claro. Pueden mandarte a los chicos de la porra para abrirte la crisma. Eso si que es censura de la buena.