viernes, 15 de mayo de 2009

CUANDO LO CORTES EXCLUYE LO VALIENTE


Que algunos personajes de la derecha española, son frikis ambulantes en el universo político de este país, es constatable por cualquier observador minimamente imparcial. Las continuas ocurrencias del ex - presidente José María Aznar, darían lugar a la risa floja si no pusieran en cuestión la imagen del estado; "yo tengo la solución a la crisis", llegó a decir en una entrevista. La extraña paradoja que mezcla el clasismo con el populismo más obsceno de Doña Esperanza, pareciéndose más a la marquesa de la película los Santos Inocentes, que a un cargo institucional, producen auténtico repelús, cuando no indignación; “No tener pagas extra me tiene mártir, las he tenido toda mi vida y las echo de menos en Navidad y en verano. No es que haga números a final de mes, ¡es que muchas veces no llego!”. El trapicheo (nunca mejor dicho) del Presidente Camps con su sastre y con “ el bigotes”; ¡Y cómo le quiere Camps a Alvarito!". El virrey de Castellón, Sr. Carlos Fabra, eternamente imputado, más nunca juzgado; "Yo no sé la cantidad de gente que habré colocado en 12 años, no lo sé" y etc etc… son episodios de la chirigota “nacional” que ya no deberían sorprendernos. Pero es que hay idioteces que dichas por un candidato al parlamento europeo multiplican por veinte su verdadero sentido.

Hoy leemos en “El País” que Don Jaime Mayor Oreja, ilustre prohombre de las provincias vascongadas también llamadas Euskadi, Euskalerría o País Vasco, se enorgullece que su bisabuelo prohibiera hablar euskera en casa. Es decir, semejante cafre ( no encuentro una palabra más adecuada), se siente satisfecho de haber perdido un patrimonio cultural propio como es el conocimiento del idioma familiar. Dicho por otra persona, podríamos pensar que la ignorancia es atrevida, o que incluso la idiotez abunda, pero cuando se manifiesta este sentimiento por alguien que ha sido candidato a Lehendakari, y que en las próximas elecciones europeas se presenta como candidato del Partido Popular al Parlamento más plural que existe en el mundo, en el que las lenguas de decenas de estados y regiones conviven y son respetadas, causa desazón comprobar cual es el nivel de estulticia que adorna al mencionado caballero.

En fin, esto es lo que hay, y con estos políticos tenemos que remar hasta que se vayan por el sumidero de la historia.

10 comentarios:

Mercedes dijo...

Jaime Mayor habla vasco y creo, según dicen que bastante bien. Pero su idioma materno el que se hablaba en su casa era el español.
Su abuelo entendía que ese era el idioma culto y familiar que había que hablar y supongo que, un tolerante como tú no querrá decirle al abuelo de Mayor lo que debía hablar en su casa.

No perdió su idioma familiar porque ese era y es el español. Pero además no dio al traste con una tradición cultural- suponiendo que los idiomas sean cultura, más bien son un vehículo de transmisión de cultura- del segundo idioma de su tierra porque habla vasco. Desde luego mucho mejor que Patxi López que no lo habla ni bien ni mal. Algo así como Montilla que tanto imponer el catalán cuando no habla ni catalán ni castellano o como Madrazo, el de IU vasco, que ahora que ha perdido un puesto en la mamandurría han tenido que habilitarle un puesto de profesor en los pocos institutos en los que no se exige vasco, porque él, después de ser favorable a la imposición de la lengua vasca a los niños, resulta que no lo habla.

Está muy bien esto de la tolerancia con uno mismo y la intolerancia con los demás. Eso es lo que suele pasar con los nacionalistas y los que no siéndolo a veces se confunden con el paisaje nacionalista.

Hay una anécdota de Jaime Mayor que te contaré. Era muy amigo del padre de una amiga mía, ya fallecido. Vascos los dos. Un día estaban en una reunión con varios empresarios- en padre de mi amiga lo era- y varios políticos vascos de todo pelaje. Uno de ellos se dirigió a Mayor y al padre de mi amiga en vasco y en vasco le contestaron. Ambos tenían, y Mayor tiene, un buen vasco, de los de siempre, no el batúa inventado por los nacionalistas. El resultado fue que el nacionalista les pidió seguir la conversación en español porque él- el nacionalista- no entendía el vasco clásico, sólo el batúa.

CAPTAIN JACK ESPÁRRAGO dijo...

El artículo no va tan dirigido a su conocimiento o desconocimiento de la lengua ( de lo cual no tengo ni idea, pero si tú lo dices me lo creo), sino al alarde que hace de esa circunstancia ( en palabras textuales, la prohibición de su bisabuelo a su familia de hablar en euskera, para sacar a los suyos del granero).

Ese menosprecio de fondo a la lengua propia, como lengua de "segunda" ( sacarles del granero) por su bisabuelo que se traslada de generación en generación hasta el candidato a lehendakari. Puedo entender que en un determinado tiempo la lengua considerada culta por unas generaciones de vascos fuera el castellano, lo incomprensible es que una persona culta haga alarde de semejante estupidez.

Eso es lo triste.

Mercedes dijo...

Si hubiera sido una estupidez, igual no hubieran salido del granero.

No descontextualices las cosas.

No todos damos el mismo valor a las lenguas regionales que al español,como haceis otros. Eso es muy respetable, tan respetable como pensar lo contrario.

Fijáte en el valor que le da Patxi al vasco que ni lo habla, aunque sea para salir del granero.


:)

Robert dijo...

ayer noche en mi puebli empezaron a sonar fanfarrias y a lanzar cohetes y pense, mira por donde España ha ganado Eurovisión, con lo hortera que es la canción. Pero no, no era eso.
Enhorabona campions, heu estat els millors i punt. Sense que serveixi de precedent espero que li arruineu la nit al bocamoll del Ferguson.

CAPTAIN JACK ESPÁRRAGO dijo...

si home, ja hi pots contar.

Moltes gracias Robert... com deiem nosaltres avans, l´any que ve.

:)

MGA dijo...

Para ser feliz quiero una champions...

gemma.a dijo...

Yo lo que entiendo es que el mero hecho de seguir cuestionando el uso de uno u otra lengua a estas alturas, me da auténtico "miedito". No sé ya si estamos en un país democrático o si estamos en plena expansión imperialista donde lo que vale es el uso del Españó...
Contextualizada o no la noticia, sigo pensando que estos nuestros políticos que se supone que nos representan, deberían limitar sus comentarios personales en el ámbito familiar y que le aguantase su bisabuelo o sus nietos... que de verdad lo que a mi me interesa es que el político sea profesional ¡joé!

MGA dijo...

Gemma

Me parece que el PP defiende el uso libre de todas las lenguas oficiales en todas las CCAA donde hay más de una lengua... Precisamente lo contrario que defienden los nacionalistas, que con una u otra excusa, sólo buscan arrinconar la lengua común de todos los españoles.

Mercedes dijo...

Cierto, MGA.

Me refiero al último comentario.

Sobre la Champiñón ya hablaremos

¡Señor, qué año nos vais a dar!

Vicent dijo...

El tema de la lengua es uno de los más indicativos respecto al respeto por todas las cosas.
Por ejemplo, yo siempre me he considerado español y aunque tardé muchos años en poder conocer el catalán (cosas del franquismo), lo aprendí y lo adopté con orgullo. Para mi el catalán es tan español como el castellano. Lo que realmente me repatea es que se llame español al castellano. Esa es una convención brutalmente excluyente y que es la fuente de muchas ideas separatistas.
¿Quién se puede sentir orgullosos de ser de un sitio si no se le respeta?
El abuelo de Mayor Oreja, como él mismo, fueron personas poco respetuosas. Que lo sea un grupo pequeño, mientras no adquieran el poder o utilicen la violencia no es problemático, pero si ocurre cualquiera de las otras dos cosas...
Voy a parar aquí porque ya se intuye que por un clavo se perdió una herradura... y en esas andamos.