martes, 19 de mayo de 2009

Una de Piratas II (The End)

.- ¡Aaaaaaaatchuuus!

El piloto expulsó aquel estornudo producto de la fría humedad de la noche, como un exorcista expulsaría del cuerpo poseído a los perros de Satanás. El sonido onomatopéyico saltó del barco por el océano en todas direcciones, también en dirección al “Nuestra Señora de Montserrat”, que estaba en aquel preciso instante en la línea de babor del “Infatigable”. Un sudor helado recorrió la espina dorsal del Capitán Espárrago mientras sus pequeños ojos no perdían de vista la fragata española. Apoyó sus manos en la baranda del puente de mando y pudo observar como lentamente el navío de Su majestad viraba en dirección al galeón pirata. Los gritos de la tripulación española se podían oír ahora con mucha más nitidez, les habían descubierto.

.- ¡Señor Pinkerton, toda la tripulación a sus puestos, zafarrancho de combate!

.- ¡Malditos hijos de perra, a cubierta! ¡ dejad de mearos en las calzas! ¡Izad las velas!

El capitán sin dejar de fijar la vista en aquella enorme nave que lentamente enfilaba su proa en dirección al “Infatigable” se dirigió con una extraña tranquilidad al Timonel.

.- Piloto, vire todo a babor.

En una desesperada maniobra evasiva, encaró el buque en dirección al “Nuestra señora de Montserrat” que se acercaba a toda vela, y como dos caballeros prestos a batirse en duelo, frente a frente, los navíos se aproximaban al punto de colisión. Estaban tan cerca que casi podían oler el pútrido aliento de los marinos españoles. El navío real viró en el último instante a menos de cien yardas del pirata, y en ese momento expuso todo su flanco de estribor a los cañones del “Infatigable”. Un grito descarnado surgió de la garganta de Jack Espárrago:

.- ¡ Fuego!

Las viejas Lombardas y cañones del galeón empezaron a escupir fuego, mientras una densa nube del humo de la artillería envolvía la cubierta como una niebla espectral. Tras la primera descarga, unos segundos de calma solo rotos por los gritos provenientes del buque español. El capitán intentaba escudriñar a través del humo la posición y daños causados en el “Nuestra Señora de Montserrat”, pero la oscuridad de la noche cerrada y el humo de las baterías impedían la visión, solo un enorme resplandor hacía indicar que las velas del navío español estaban en llamas.

De pronto dos tremendas explosiones se escucharon en el buque de guerra enemigo, sin duda producto del estallido de la Santabarbara. Aquellos viejos piratas empezaron a gritar de júbilo, toda la tensión acumulada se descargaba ahora con los disparos de los arcabuces al aire.

Espárrago continuaba en el puente tenso como la verga de un semental, su rostro reflejaba un temor incierto, sabía que otros dos navíos estaban acercándose a su posición, y que un viejo galeón como el suyo nada podría hacer frente a la velocidad de las fragatas españolas.

En ese momento una gran explosión barrió la cubierta e hizo saltar a varios de sus hombres en pedazos, mandando al viejo pirata al suelo. Cuando quiso reaccionar, una segunda andanada impactó en el puente seccionándole una pierna. El “Infatigable” estaba prácticamente desarbolado por el fuego artillero de las fragatas españolas, que gracias al incendio del “Nuestra Señora de Montserrat” habían podido fijar en su posición de tiro. Espárrago agonizando desde la cubierta no pudo despedirse con ninguna arenga a sus hombres, ni siquiera esbozar unas frases que dejaran su nombre escrito en letras de oro para la posteridad, solo blasfemar como blasfeman los piratas derrotados en el momento del final.

.- ¡Me cago en Dios y en la puta que les parió!

El fuego de los cañones de los dos navíos españoles tardó menos de 10 minutos en mandar al viejo Galeón al fondo del océano, y con el a los demonios que habían sembrado el terror en los mercantes de la ruta de las indias.

----------------------------------------------------------


.-¡Capitán, acabamos de colisionar con una zodiac!

.- ¡ No me jodas Rafa, me cago en tu padre!

.- No hemos podido verla hasta que no la hemos tenido debajo de la quilla, no llevaba luces, y con esta noche sin luna no se ve una mierda.

.- Manda un SOS a salvamento marítimo, y enciende los reflectores. ¡Me cago en mis muertos! ¿ que coño hace un tío con una zodiac en la bocana del puerto a las 11 de la noche?


.- Atención salvamento marítimo del puerto de Carboneras, les habla Rafael Castillo, del atunero Nuestra Señora de Montserrat, hemos colisionado con una Zodiac en la bocana del puerto, procedemos a las tareas de búsqueda del ocupante u ocupantes… manden una lancha medicalizada, no observamos supervivientes en el mar, repito, manden una lancha de salvamento, seguimos buscando los cuerpos...


8 comentarios:

Mercedes dijo...

jajaja.

Esta está, incluso, mejor que la anterior.


¿Has visto el Blog de Uncle?

ale dijo...

Me he reído a gusto. Pobre ocupante de la sodiak.

Mercedes,

Buff, tengo que ller su blog. A ver dónde lo encuentro que me lo paso muy bien leyendo Heterodoxias.

Un abrazo.

Mercedes dijo...

Capi, permiteme la propaganda:


http://patxiyanoviveaqu-chippewa.blogspot.com/


Ale, esta es la dirección del Blog de Uncle.

Robert dijo...

jaja, bueno y divertido, gracias mi capitan...y enhorabuena por ayudar al tio Tom a crear su propia reserva, ahora ya podrá gritar:
"Els Chipewa som una nació!!!!"y la erdad es que lo hace bien el jodio

kiko dijo...

muy buenoooo, los de la lancha no se habrán reido tanto, eran de greenpeace???

MGA dijo...

Pobrecito capitán Espárrago, descuartizado por los malvados cañones españoles...

Chippewa dijo...

.
Son ustedes muy amables, y uted, Capitán ha sabido crear un mundo donde reina una camaradería entreñable. Les sigo de cerca.

Saludos, Uncle.
.

Anónimo dijo...

ups sorry delete plz [url=http://duhum.com].[/url]