jueves, 30 de octubre de 2008

LA MANADA (3)





ALFA:

La manada tiene un líder claro, el macho Alfa, que se aparea con la hembra Alfa. Estos lobos mantienen la obediencia afirmándose continuamente sobre sus subordinados, especialmente sobre sus crías, hasta la madurez. Los alfa son normalmente adultos maduros y pueden mantener su posición por varios años en una misma manada. Por debajo de estos líderes se sitúa el macho beta, que sólo muestra obediencia a los jefes.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La primera experiencia social de los adolescentes suele ser en la pandilla. “La Colla” en Cataluña, o la cuadrilla en el País vasco, son nombres recurrentes para definir el primer embrión de organización autogestionada juvenil, que cumple la función recreativa y educativa que los padres, haciendo dejación de sus funciones dejaban en aquellos tiempos al libre albedrío de sus hijos.

En mi caso la pertenencia al grupo era una necesidad acuciante en un entorno claramente hostil. Acabábamos de mudarnos al barrio de Santa Rosa, mi familia aunque devino a peor fortuna después de la guerra, provenía de una de las familias de la alta burguesía de Barcelona, y nuestro encaje en el barrio fue algo traumático para todos. El abuelo, un industrial textil, se arruinó unos años antes de que yo naciera, y mi padre aunque muy joven, dejó sus estudios en el internado de La salle Bonanova para ponerse a trabajar y pagar parte de las deudas familiares. Aunque nunca conocí los “tiempos felices”, siempre me pregunté como pudo dilapidarse una fortuna semejante y cuales fueron los inconfesables motivos que permitieron que una parte de la familia que había celebrado las ceremonias de puesta de largo de sus hijas en los salones del Hotel Ritz, pasara a vivir arrendada en un pequeño piso de 60 metros de un barrio obrero en el cinturón industrial; mi padre nunca habló del tema, solo una in disimulable melancolía se traslucía tras aquellos ojos cansados. Nosotros quizás éramos los únicos catalanes del barrio, yo con modales de señorito, y con aquella ingenuidad de los niños bien, me convertía en extremadamente vulnerable dentro de un barrio de supervivientes, de chicos criados en la calle desde temprana edad. Una presa fácil.

Pepe fue quien me introdujo desde niño en su pandilla, quizás la más patética banda de zarrapastrosos de la ciudad. Pronto la desconfianza inicial hacia alguien como yo, con una educación distinta y una lengua extraña, se convirtió en afecto y en algunas ocasiones aquellos chicos buscaban en mí un referente a quien imitar; uno nunca sabe como elige a sus amigos, o si realmente el azar es quien adjudica a cada cual su manada, en nuestro caso, una extraña cadena de acontecimientos hicieron que nuestras vidas se unieran para casi toda la vida. Al margen de Pepe “ rompetechos”, la formaban Miguel “ el tuerto”, por el parche que llevaba en las gafas para corregir un problema de ojo vago, aunque siempre habíamos creído que el problema tenía una magnitud que no se limitaba al órgano visual, Raúl y Pedro dos gemelos idénticos cuyo ceceo les marcó con el apodo de “Zipi y Zape”, y Manolo “ el del bombo”, cuyo apodo le venía dado por ser hijo de la señora Purificación, costurera del barrio, viuda desde que perdió a su marido víctima de una extraña enfermedad poco después de nacer Manolo, o al menos eso les contaba ella a las vecinas, aunque las malas lenguas decían que era una madre soltera abandonada por su novio cuando quedó en estado.

Aquella calurosa mañana de Julio mientras fumábamos a escondidas en el descampado, vimos a un chaval acercarse.


.- Hola tíos ¿me dais un piti?


Tendría un par de años más que nosotros, delgado como un clavo, de pequeños y penetrantes ojos oscuros y cara marcada por el acné, nos miraba de forma desafiante mientras Pepe, servicial, le alargó el paquete de celtas cortos. Apenas le miró, encendió el cigarrillo y dirigiéndose a mí espetó:


.- Hace tiempo que os observo chavalitos, creo que es hora que tengáis un jefe.


Su mirada era desafiante pero tranquila, mientras absorbía el humo del cigarrillo mantuvo un silencio que se hizo eterno. Solo yo hice ademán de contestarle, pero algo me impedía articular una frase coherente.


.- Me llamo Edu, perdonad la broma pero soy nuevo en el barrio y me apetecía conocer a alguien.


Respiramos aliviados, nunca un solo muchacho había creado tal estado de confusión en nuestro grupo, pero a pesar de las reservas iniciales le aceptamos como un más. A partir de ese instante aquella mirada intrigante y dominadora empezó a adueñarse de nuestras vidas y Edu pronto se convirtió en “el jefe”.

15 comentarios:

kiko dijo...

sigue muy interesante¡¡¡

Anónimo dijo...

Hay una parte cuando describes a los niños y sus motes que me ha recordado a "el Camino". De Delibes EH¡

Mercedes

CAPTAIN JACK SPARROW dijo...

De acuerdo.. eh¡

:)

Al final me pondré colorado, perdón, rojo.

Anónimo dijo...

Muy bueno, Rojo. Nos estás presentando personajes, nos estás metiendo el veneno de saber más. Porque son reales y a las personas reales les pasan cosas, incluso las cotidianas, fuera de la Isla de la Tortuga y los anillos de Saturno. Y tú, bandido rojazo, sabes cómo hacerlo. Supongo que ni siquiera sabes cómo sabes. ¿O sí?

Por cierto, tú y Sniper, siempre enseñándoos los dientes por la gramática y otras cosas, habeís cometido en dos días, un error parecido. Bueno, no es un error exactamente, pero en ambos casos habéis situado los complementos de forma que dan lugar a confusión (sólo inicial, pues el sentido de la frase no da lugar a dudas):

Manolo “ el del bombo”, cuyo apodo le venía por ser hijo de la señora Purificación la costurera del barrio, viuda desde que perdió a su marido poco después de nacer Manolo víctima de una extraña enfermedad

:-)) Es como si el pobre Manolo hubiera nacido "víctima de una extraña enfermedad". No sabía yo que "eso" fuese una malaltía. :)). Que ya, hombre, ya sé que fue el supuesto padre quien se murió.

El otro día Sniper, quien realmente maneja el idioma perfectamente y más aún, me hizo pensar, por un segundo y por una razón parecida, que había tenido hijos a los tres o cuatro años.

Bueno, ésta historia no podrás dejar de publicarla. Cuántos pestiños hay que llenan las librerías sin un pellizco del mérito de esta historia. A ver si te ponemos nervioso y después no atinas porque buscas más y más. Me parece que, si la dejas, esta historia se desenvolverá sola desde tu cabeza (y desde tu corazón).

Anónimo dijo...

Y dale: Junio

CAPTAIN JACK SPARROW dijo...

Gracias Junio...

Tienes razón, era un error que ya he corregido.

Y sí, tienes razón, no tengo ni la menor idea de por qué surge ahora esta historia, que tenía en la cabeza desde hace tiempo como uno de aquellos proyectos para escribir una novela el día que estuviera preparado para hacerlo, ni como la escribo.

Es solo el primer paso, un guión (solo es eso) de un proyecto de novela. En lugar de tomar notas y hacer esquemas le doy forma de relato más o menos corto ( ya veremos donde termina), de una futura novela, insisto cuando esté preparado para escribirla, tenga tiempo y encuentre un sniper o sucedáneo que me corrija los errores que cometo, como este último.

;)

CAPTAIN JACK SPARROW dijo...

Si te das cuenta Junio, verás que escribo el capítulo y en lugar de revisarlo como haría cualquier ser humano razonable y darlo por terminado, lo cuelgo en el blog y lo voy corrigiendo a medida que voy haciendo lecturas del mismo.

Soy "asín" que le voy a hacer.

:(

ale dijo...

Pues sigue así, normalmente hay que tomar distancia si se quieren ver los errores que uno puede cometer. Si te quedas revisando y revisando ya no los verás.

El año pasado estuve en Antequera, allí vive un tío alemásn que se montó un parque de lobos y de vez en cuando cantan (aullan) todos juntos.

Ah, por lo demás, todo bien. Gracias!

la granota dijo...

Sigue esforzándote ;)

Robert dijo...

...noi, això promet,...em sembla que va cami de ser el millor que has penjat per aquí,...a mi, m'agrada molt,....ho aniré enganxant i així ho podré llegir quan acabis el guió....i esperaré que ho converteixis en novel·la tot i que per publicar-ho ho hauràs de fer amb el teu nom veritable, no voldràs que els merits i beneficis se'ls enporti en Johnny Deep...enhorabona company.
...i bon cap de setmana...

CAPTAIN JACK SPARROW dijo...

Gracies Robert...

m´abrumeu.

:)

salut company.

Anónimo dijo...

Hola.
He vingut des de tusrelatos.
Aquest material és molt bó.
Crec que hi ha gent que s'agafa les idees que pengem a internet. Ves amb cura que no s'apropiin de la teva. Aquesta és una bona historia.
A tusrelatos estic com Aurea.
Et deixo l'enllaç d'un lloc on poder penjar el que escrius, http://www.yoescribo.com/default.aspx
La opció en català és: http://www.joescric.com/
A tusrelatos hi era abans de la penajada de la página.
He tret tot el que tenia abans.
He tornat a començar.
Et felicito pel bloc que portes entre mans.
Salutacions.

CAPTAIN JACK SPARROW dijo...

Gracies Aurea.

Es un plaer que vinguis per aquí.

El perill que m´indiques sempre existirà i malauradament no hi podem fer gran cosa, peró moltes gracies.

Vaig a veure si et llegeixo una mica.

;)

Una abraçada.

Anónimo dijo...

Hola.
No se si coneixes espais dels que en diuen xarxes socials.
Jo estic des de fa temps.
Com que un dels llocs on faig blocs és 'libro de arena', vaig recollir l'invitació de una xarxa que vull donar-te a coneixer.
Mi Literaturas, http://militeraturas.ning.com/.
A veure que et sembla.

Tinc blocs a tot arreu, per blogger també.

Escriure és una de les coses que em fa tenir-los.

El meu veritable camí literari és el relat. Els poemes són per no deixar d'escriure dia rere dia.

Vaig estar a tusrelatos amb uns quants rols, realment estic. Els he deixat sense contingut.

He tornat a anar-hi perquè m'agrada participar quan hi ha qui escriu.

Tens raó, però si vols fer una novel·la és un risc deixar les idees a l'abast de tothom.

He llegit a alguns amics i amigues bloquers sobre el fet de que els hi han pres la seva feina.

Vaig començar fent-me dir lletraferida, jaja ja.
Amb aquest pseudonim vaig penjar la major part del que escribia, a tusrelatos.

Gracies pels teus comentaris a tusrelatos.

Vaig de xarxa en xarxa. Són espais en que no fa falta guanyar punts per deixar els teus escrits.

Un altre lloc on tinc moltes de les meves coses, és grupo buho, http://www.grupobuho.es/.
Ho vaig coneixer pel forum de tusrelatos. Més d'un està per molts d'aquests llocs.

No se si saps de Lulu, per si de cas, et deixo enllaç, https://www.lulu.com/login.php

Y relats en català, http://www.relatsencatala.com/rec/Controller

Salutacions i bones idees per escriure :)

Aurea en tusrelatos. Nom que li agafo a la prota de una novel·la començada.

Bolzano dijo...

No veas el impacto que ha creado el tal Edu, aunque su presentación me ha sonado a: Hola soy Edu, feliz navidad. Maldito anuncio.

La "colla" no tiene desperdicio.

Bona feina company.
Salut.