miércoles, 29 de septiembre de 2010

FESTIVAL DEL HUMOR




Este es un país de lo más divertido. No me negarán Uds. que con la que está cayendo, no nos falta sentido del humor, jugándonosla con una huelga general. No es que yo esté en contra o a favor de la huelga general, sino todo lo contrario; me faltan datos objetivos para valorar la necesidad de la misma, en su caso,  y  por supuesto tengo mis dudas sobre la posibilidad de que el gobierno pueda rectificar su reforma laboral. En definitiva, los sindicatos hacen una obra de teatro escenificando su fuerza a base de mandar piquetes informativos a las autopistas y el gobierno se muestra firme en sus inexistentes principios, sin que a día de hoy, y gracias a la tutela internacional  pueda poner en práctica aquella frase de Groucho Marx  “ tengo mis principios, pero si no les gustan los puedo cambiar”. Por cierto, los piquetes informativos son a la información, lo que las cabinas telefónicas a las nuevas tecnologías de la comunicación.

Pero eso no es todo,  en otro ámbito no menos dantesco y tras años de interinidad de los Magistrados del Tribunal Constitucional sin que los dos principales partidos de este país se pusieran de acuerdo, una vez montado el increíble pollo de la Sentencia del Estatut, han tardado apenas unas semanas en proceder a la renovación. “Si hay que ir se va, ir por ir es tontería”, que dirían aquellos geniales cómicos de las noches del sábado en TVE. Por lo que se ve, ya no hay problema para que el TC esté compuesto por una mayoría progresista, y el PP,  ha emitido el último parte de la guerra del Estatut  “En el día de hoy, cautivo y desarmado el Ejército rojo-nacionalista, han alcanzado las tropas nacionales sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado”. Eso sí, con un índice de desafección hacia España por parte de los ciudadanos catalanes que roza el 70%, y con unas encuestas que indican que el voto independentista se sitúa cerca del 50% de la población catalana.

Y para finalizar la semana del humor,  la Audiencia de Málaga nos obsequia con el juicio “malayo”; un desfile de frikies del corazón que se han forrado a costa del erario público, con el aplauso durante todos estos años de los medios afines de la cosa rosa. A partir de hoy y en los próximos meses, tendremos la oportunidad de disfrutar con juicios para-lelos en los medios, entrevistas a imputados, muestras de apoyo del marujerío a tonadilleras blanqueadoras y un largo etcétera de acontecimientos que producen arcadas a cualquier ciudadano normal.

No se apuren,  la ONU ya se ha encargado de demostrarnos que el humor trasciende a las fronteras nacionales con el nombramiento de Mazlan Othman como representante de la humanidad ante una hipotética llegada de los extraterrestres. Como ven la comedia anglosajona es mucho más fina que nuestras chanzas nacionales, pero si me lo permiten, y tal como indica Monzó en su columna de hoy en “la Vanguardia”, podrían haber nombrado para tal cometido al ex ministro Joan Clos, actual director del programa de la ONU para los asentamientos humanos (???), y entonces el descojone hubiera sido cósmico.









5 comentarios:

Vicent dijo...

Caramba, lo tocas casi todo... "estoy tentado a pensar que no estás en huelga". Sólo te ha faltado comentar la maravillosa encuesta que hablaba de las intenciones de voto e nuestro país y que afirmaba que, en caso de presentarse, Belén Esteban ganaría las próximas elecciones de calle.
Si es que en un país como este, de charanga y pandereta, no hay mucho que hacer. A pesar de todo, yo sigo con mi propia guerra. Y aunque las tropas Nacionales me tienen cercado, que las tropas sindicalistas sólo colaboran cuando las cámaras están delante y los partidos políticos colaboran con el enemigo, he decidido secundar esta jornada de huelga con pleno conocimiento de la poca sustancia que tiene. Pero es que mi guerra no se acaba en la playa de Omaha.

CAPTAIN JACK ESPÁRRAGO dijo...

Cierto, Vicent.

No estoy en huelga. Entre otras cosas porque los profesionales no nos lo podemos permitir aunque queramos, ya sabes, los plazos caen, los clientes te exigen que los cumplas...

Y sí, tienes razón, solo faltaba la Esteban en el Belén.

Un saludo, compañero.

Archivero dijo...

Pues yo no sé qué me daría más miedo, si que Belén Esteban sacara acta de diputada (a punto he estado de hacer el chistaco fácil) o que me anestesiara Joan Clos :)

Los presuntos resultados elctorales de Belén Esteban eran muy buenos pero afortunadamente no tanto como ganar de calle (sería la tercera fuerza en votos o algo parecido).

David Soler dijo...

Bueno, por fin el Cap volviendo por sus fueros.
Me enteré de lo de la Esteban el lunes... que fuerte. Pero si te digo la verdad ya no me sorprende nada. Ni tan siquiera me voy a poner a "luchar" por un mundo mejor. Este país, y este mundo, no tiene arreglo. Así que a portarse bien, a cuidar a tu familia, disfrutar con tu trabajo y a vivir que, como se suele decir, son dos días.
Porque después de esta huelga todo seguirá como hasta ahora. Y cuando gane el PP, también. Ni políticos, ni sindicatos, ni empresarios, ni na' de na'.

Siempre nos quedará la vida virtual, no?

María dijo...

Hola:

Te agradezco mucho que hayas visitado mi blog y dejado tu huella, porque de esta manera he podido llegar al tuyo.

Con tu permiso, dejo tu blog enlazado en mi lista de blogs.

Yo creo que la huelga deberían haberla convocado los sindicatos unos años antes, no ahora cuando ya todo está perdido, y saben que el Gobierno no va dar marcha atrás a la propuesta de la reforma laboral, pero sobre todo, porque han dejado llegar a cinco millones de parados, para lo cual, la huelga, debería haberse hecho antes.

La conclusión que he sacado de todo ello es que me ha parecido un paripé entre ellos.

Cifras que dan los sindicatos de haberse seguido mayoritariamente y que no son ciertas, porque España entera fue a trabajar, y muy pocos fueron los que la siguieron, y muchos forzados por los piquetes.

Yo ese día no hice huelga, lo tenía claro, estoy en paro y no pude decidir, y como yo, cinco millones de parados más.

Saludos.